26 agosto 2008

Comming soon...

 El jueves pasado fuimos Romi y yo a hacer la ecografía 4D, en la que en teoría se vería al bebé en tres dimensiones moviéndose (de ahí lo del 4D).

 El caso es que íbamos muy ilusionados por poder ver cómo está creciendo el niño y ver desde dentro las patadas, puñetazos, codazos, cabezazos, etc. que ya sentimos desde fuera.

 Pero parece que el muchacho ha salido un firme defensor de su privacidad y nos encontramos solamente con un culo en 3D.

 De manera que tenemos que esperar al 8 de septiembre para poder asistir al estreno de la tercera entrega de la vida de mi primogénito. Allí intentaremos, cual paparazzis a la caza de una portada, capturar una imagen del joven protagonista.

 Seguiremos informando. Corto y cierro.

1 comentario:

Arantxa dijo...

En España esperamos con impaciencia :)